Concello de Leiro

Artigo de 1955 «INACTIVIDAD EN LA VIDA MUNICIPAL » (V. Paseiro)

O seguinte texto, é un artigo do Venres 19 de Agosto de 1955, páxina 9 de «El Pueblo Gallego» feito por V. Paseiro.

Desde que se ha procedido a la renovación de caraos edilicios en virtud de las elecciones municipales que hace contados meses se celebraron en esta villa, no se ha registrado en la Historia de Leiro mayor inactividad y absoluta tranquilidad en el seno de la Corporación municipal. Han sido elevados nuestros hombres a los escaños municipales, creemos que para defender los intereses del municipio, para  buscar solución a los problemas planteados y  si es que impera el amor propio y entusiasmo, para engrandecer la villa, dotándola de todo lo indispensable. En  variadas ocasiones ya nos hicimos  eco de numerosas peticiones,  y hoy, nuevamente, de una  forma quizá insistente y machacona,  volvemos a repetirlo, azuzando  los ánimos de quienes es  un deber, hacer lo.

¿No son necesarios en Leiro  un Grupo escolar, la construcción  de viviendas protegidas emplazadas  en lugares sanos para  familias humildes que viven  amontonadas en los, barrios de  la Porteleira y Villaverde; Policlínica  y Casa del Médico; traída de aguas; alcantarillado y construcción de aceras? ;Qué se hace para que nuestra feria recobre el vigor que antes tema, siendo así fuente de ingresos para la comarca? ; A dónde  han ido a parar los proyectos de la Piscifactoría, estando va concedida para ser construida en el Avia;

El teléfono, del que la Corporación prometió hacerse cargo de los trámites a seguir para su consecución, pasó ya al olvido.

Y ¿para qué seguir, «si predicar  en el desierto es sermón perdido»?  No hay entusiasmo por esta villa, que si algo ha progresado hasta este momento se debe tan sólo a hombres de los que sólo nos quedan su recuerdo y sus obras La gran responsabilidad contraída al ser elevados a los escaños municipales, representando así a la autoridad civil, no es para adoptar pasivas actitudes, .sino /lúe esos puestos son para llevar al salón de sesiones  temas de amplia categoría y no, cuestiones personales. Cayendo en la vulgaridad de las disculpas, que no suelen tener sentido práctico, se nos convencerá  de que los fondos municipales  no permiten afrontar, obras y atender a los deseos y proyectos; pero nosotros, y aunque las comparaciones son odiosas, nos  fiamos en otros Ayuntamientos  que con menos fuentes de  ingresos levantan soberbios edificios, pavimentan calles, construyen fuentes, lavaderos… ¿No podríamos valemos de la ayuda de la Obra Benéfico Social de la Falange. Dirección General de Regiones devastadas. Instituto Nacional de la Vivienda Obra Sindical del Hogar? Nosotros no pedimos nada para engrandecer nuestra villa. Porque o no sabemos pedir o lo que es más triste, no queremos pedir. Sigamos a este paso y pronto veremos a Leiro cubierto por la trepadora yedra.

Fonte orxinal: http://biblioteca.galiciana.gal/gl/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=1258208&interno=S&posicion=9&presentacion=pagina